Ideas Turísticas para Guadalajara

posibilidades turísticas para una provincia riquísima

Le hemos pedido a profesionales, expertos y amantes de las más diversas áreas que se podrían desarrollar en turismo en la provincia de Guadalajara y que por el momento no son realidad o que son tendencia en otros lugares de España y del Mundo. Astroturismo, trails de aventura, turismo deportivo, etc… serán algunos de los tipos de turismo que podrás descubrir aquí.

un profesional, un tema

Te invitamos a participar. Puedes escribirnos a través de nuestra zona de contacto.

 

turismo deportivo – trails

Diego serrano, de Biowolf

BIOWOLF Sport Events · info@biowolfevents.es

«Guadalajara es una de las provincias más desconocidas del territorio nacional, su densidad de población en el ámbito rural es una de las más bajas no sólo de España, sino de Europa, y el despoblamiento rural y la desconexión con la naturaleza es un problema cada vez mayor, debido sobre todo al cambio de paradigma cultural y económico donde las grandes ciudades se han convertido en el centro de la sociedad.

Sin embargo estas zonas rurales tienen un potencial turístico excepcional, tanto por recursos naturales como culturales, y hay que ofrecerlo como lo que son, una fuente de experiencias, de sensaciones y de conocimiento, una vuelta a los orígenes y un espacio para la tranquilidad.

Utilizar el deporte como herramienta para abrir un territorio al exterior, esa es la finalidad del turismo deportivo en naturaleza.»

el cielo estrellado como recurso turístico sostenible

PABLO CHAVIDA

Diseñador gráfico independiente, Monitor Astronómico Starlight y aficionado a la astronomía y astrofotografía · pchavida@gmail.com

«Desde el inicio de los tiempos, los seres humanos hemos mirado hacia el cielo en busca de respuestas a las que hemos devuelto infinidad de preguntas. Hemos encontrado la fascinación en el gran vacío, la oscuridad y lo desconocido. Seguramente por la necesidad de encontrar nuestro sitio en el universo, el origen de todo lo que nos rodea o la razón de nuestra propia existencia.

Las civilizaciones antiguas encontraron en la noche sobre sus aldeas una forma de honrar a los dioses, impregnando el cielo de mitos y leyendas que hoy dan nombre a los astros y constelaciones, y nos permiten tener un mapa preciso de la bóveda celeste desde nuestro planeta. Mapa que sería distinto desde cualquier otro lugar o momento en el universo. Podían conocer con precisión el momento del año en el que se encontraban observando los solsticios y los equinoccios, o averiguar la posición exacta de un navío en medio del océano con métodos trigonométricos mirando las estrellas.«